La Unidad Investigativa de EL TIEMPO tuvo acceso a una de las versiones que ha dado el agente del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) sobre lo ocurrido el pasado sábado 23 de noviembre en el centro de la capital del país, cuando fue gravemente herido el joven Dilan Cruz.

La recopilación del material probatorio para determinar la muerte del joven se ha convertido en uno de los principales temas frente de las movilizaciones que se registran este miércoles.

El agente narra para El Tiempo que una defensora y varios gestores de convivencia dieron a conocer sobre la necesidad de que un grupo de personas que se encontraban en la calle 19, a la altura de la carrera 4, fueran despejados del lugar.

Ante la negativa de la gente, procedieron a usar gases lacrimógenos para dispersar a la multitud que estaba allí, y asegura que hay evidencia de esto, y de que varias veces les devolvieron a él y a sus compañeros los gases que lanzaban.

«Yo siento que hay cosas que estallan a mi lado. No sé si eran esos gases o ‘papas bomba’. Cuando uno siente ese tipo de amenaza toma la decisión de usar la munición aturdidora», indicó el uniformado.

Al mismo tiempo, en la versión suministrada insiste en que no le disparó directamente a Dilan, manifiesta que la idea era solo dispersar al grupo que estaba escondiéndose en la carrera 4.

»El Esmad en la evidencia recopilada tienen unos planos elaborados, en este muestran que el grupo estaba a al menos 30 metros de distancia», aseguró el patrullero.

Publicidad

Finalmente, da a conocer que apuntó al tren inferior de los manifestantes y que Dilan se atravesó en la línea de fuego.

‘’En un aparte de los videos se puede evidenciar que el estudiante corría agachado, lo que hace que se impacte en la cabeza’’, agregó el agente antidisturbios.

La Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura actualmente define en qué jurisdicción quedaría el caso de la muerte del estudiante Dilan Cruz por parte de este uniformado del Esmad.

Mientras tanto la Justicia Penal Militar solicitó competencia y la Fiscalía pretende que siga en la justicia ordinaria.