Este 17 de febrero se llevará a cabo el tradicional Miércoles de Ceniza, rito de la imposición de la santa ceniza, donde la Iglesia inicia el tiempo de Cuaresma.

Pero debido a la pandemia de COVID-19, el rito o signo de la ceniza se deberá ajustar a la realidad que vive el mundo por causa del virus, atendiendo y aplicando todos los protocolos de bioseguridad establecidos.

Vea también: Deportista Yuri Alvear se perderá los Juegos Olímpicos

Por tal razón, desde la Iglesia crearon unas orientaciones generales para la imposición de la ceniza:

  • Los que estén en condiciones de estar presencialmente en el templo o lugar de celebración, están invitados a participar en la Santa Misa o en la celebración de la Palabra donde se hará la bendición e imposición de la ceniza, según horarios.
  • Este año, por motivo de la pandemia, la Iglesia, desde Roma, ha orientado colocar la ceniza, no realizando la cruz en la frente, sino echando un poco de ceniza sobre la cabeza de las personas que desean recibirla.
  • Para los que, por ahora, no puedan participar presencialmente y deben permanecer en sus casas, la Iglesia los anima a unirse a la celebración de bendición e imposición de la ceniza que ofrecen las parroquias a través de los medios virtuales.