Con el fin de combatir la irregularidad, el tráfico de migrantes y la trata de personas en la triple frontera, Migración Colombia instaló un nuevo puesto de control en Puerto Nariño- Amazonas.

De acuerdo con el director general de esta entidad, Juan Francisco Espinosa, este nuevo puesto de control servirá para combatir a las redes de trata de personas, un flagelo que cada día se hace más frecuente en la región.

“Anualmente más de 35 personas son víctimas de las redes de trata de personas en el departamento del Amazonas. Una cifra que nos preocupa como Gobierno (…) pues sea un caso o mil, lo debemos combatir de la manera más enérgica posible”, afirmó.

De acuerdo con Espinosa, en lo corrido de este año, los Oficiales de la Regional Amazonas rescataron a siete víctimas de trata de personas.

Además, han puesto en evidencia, nuevas modalidades usadas por las redes de trata, para la explotación de personas.