Migración Colombia se pronunció sobre la declaración de emergencia sanitaria en el municipio de Necoclí, Antioquia por la llegada de un grupo de más mil migrantes a las playas del municipio en los últimos 20 días.

“Una decisión que busca proteger a ciudadanos nacionales y extranjeros, la cual ha sido replicada por otros países y que ha afectado a cientos de migrantes que, de manera irregular, buscan hacer tránsito por el territorio nacional para llegar al norte del continente, como es el caso del actual grupo de migrantes irregulares que se encuentran asentados en el municipio de Necoclí, en el Urabá antioqueño”, afirmó Migración.

Migración recordó que en la actualidad, debido a la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno, como consecuencia de la pandemia por COVID-19, todos los pasos fronterizos terrestres y fluviales del territorio nacional se encuentran cerrados.

De acuerdo con la información suministrada por la Regional Antioquia de Migración Colombia, en el municipio antioqueño permanecen asentados grupos de ciudadanos nacionales de Haití, Cuba, Burkina Faso, Senegal, Ghana, Camerún, Congo, Guinea y Somalia, quienes exigen se abran las fronteras tanto de Colombia como de Panamá, para que ellos puedan continuar con su tránsito hacia Centroamérica.

Vea también: Bill Gates advierte sobre la «amenaza de la próxima pandemia»

“Aperturar la frontera o permitir el libre tránsito de migrantes por la región, sería poner en riesgo no solo a los habitantes de la zona, sino también a ellos mismos y a los países vecinos, dada la condición irregular de estos extranjeros, quienes, en muchas ocasiones, se movilizan sin acatar las medidas de bioseguridad establecidas”, aseguró Migración.

Este jueves se iniciará una nueva caracterización de esta población, con el fin de poder trazar las mejores estrategias a implementar.