Tras enfrentamientos el fin de semana entre Fuerzas Armadas Venezolanas y disidentes de las FARC, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia expresó su preocupación.

De acuerdo a la Cancillería de Colombia, los combates están ocurriendo en la región limítrofe de Apure, Venezuela, con el departamento de Arauca, Colombia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores en nombre del Gobierno Nacional, calificó de “graves efectos humanitarios” los resultados de estos enfrentamientos.

Más de mil personas, provenientes de Venezuela, han tenido que desplazarse a Colombia en busca de protección.

Entre los desplazados se encuentran 296 niños, 31 ancianos y 3 mujeres embarazadas.

El enfrentamiento dejó 3 fallecidos, 14 heridos y 32 capturados, según informó el gobierno de Nicolás Maduro