Desde Cartagena el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, señaló que la gran migración de venezolanos a Colombia tiende a agudizar los problemas fiscales por los que atraviesa el país debido a los gastos inesperados que genera esa situación.

“Estamos afrontando los colombianos además de todo un shock, un golpe, una perturbación de gran dimensión que es el problema venezolano, la migración que viene de nuestros vecinos venezolanos hacia Colombia, eso originado en una tragedia interna en ese país ha originado una migración, que los números son aterradores y la falta de atención internacional también es aterradora; nosotros tenemos en este momento cálculos que sugieren que están saliendo de Venezuela del orden de 80.000 personas al día según cálculos de un economista», indicó Carrasquilla.

Señaló que aunque el Gobierno está poniendo de su parte, urge la ayuda internacional como se ha presentado con los migrantes del norte de África hacia Europa y casos como el de Siria.

«El número total de migrantes en el año 2016 fue del orden de 280.000 personas; en el caso de las ayudas internacionales se obtuvieron para tratar de atajar esas migraciones y por ejemplo, en el caso de Siria, se le entregaron unas sumas de dinero para tratar de contrarrestar esas tendencias a los flujos por el orden de 5000 millones de dólares en el caso de Siria únicamente, nosotros tenemos un problema de un millón», agregó.

El jefe de esa cartera anotó que lo preocupante es que el Estado debe cerca del 54 % del ingreso anual y el presupuesto para 2019 está desfinanciado.

«La desfinanciación es tan grande que alcanza los 25 billones de pesos, si uno hace una lista de qué es lo que se necesita hacer y cuánta es la plata que hay para cumplir la regla fiscal; esa es la dimensión del problema que tenemos», añadió.

El ministro participó de la instalación del Congreso de Cooperativas que se realiza en la capital de Bolívar.

Publicidad