El general retirado Henry Torres y otros 17 exmiembros del Ejército reconocieron ante la Jurisdicción Especial para la Paz su responsabilidad por “falsos positivos” cometidos entre 2005 y 2008, cuando 296 personas inocentes fueron asesinadas y presentadas falsamente como guerrilleros.

Torres reconoció su responsabilidad en los casos de “falsos positivos” en los que fue imputado y aceptó “los cargos de autor mediato de crímenes de lesa humanidad, de asesinato y de desaparición forzada de personas”, informó el tribunal.

Le puede interesar: ‘Joaquín Gómez’ pide encuentro con Jaime Felipe Lozada

El pasado jueves, también reconocieron su máxima responsabilidad en calidad de coautores de crímenes de guerra y de lesa humanidad los coroneles Wilson Camargo Tamayo, Henry Hernán Acosta Pardo y Marcolino Puerto Jiménez; los mayores Gustavo Enrique Soto Bracamonte, Jorge Edwin Gordillo Benítez y Erwin Eduardo Duarte Rojas; los capitanes Jaime Alberto Rivera Mahecha y César Augusto Cómbita Eslava, y los tenientes Marco Fabián García Céspedes y Zamir Humberto Casallas Valderrama.

Igualmente, lo hicieron dos sargentos primeros, dos sargentos segundos, un cabo primero, un cabo segundo y un civil.

Según el auto emitido el pasado 14 de julio, “la Brigada XVI se implantó con una organización criminal compleja que se valió de la arquitectura institucional del Ejército para presentar asesinatos y desapariciones forzadas como bajas en combate en (el departamento de) Casanare entre 2005 y 2008”, además de apuntar a “masividad de una conducta que permeó” la unidad.

Le recomendamos leer: Corte Suprema se abstiene de investigar a Roy Barreras por los ‘Petrovideos’

Por ello, la JEP llamó a reconocer su responsabilidad a 22 máximos responsables y tres partícipes no determinantes, por su participación en el asesinato de 296 personas en 212 eventos ocurridos.

La Jurisdicción estableció como fecha límite el 8 de noviembre para que todos los comparecientes reconocieran los hechos que les fueron imputados o los rechazaran.