A raíz de la polémica desatada tras el anuncio de la embajada de Estados Unidos sobre que un cuerpo de élite del Ejército estadounidense llegará a Colombia en los próximos días para apoyar la lucha antinarcóticos, el Gobierno nacional aclaró las condiciones y la forma en que estos soldados trabajarán en el país.

Según información del Ministerio de Defensa se trata de un equipo de 53 personas, los cuales tendrán una misión de asesoría y entrenamiento a los comandantes de cinco unidades militares en el país.

El Ministerio aclaró que dicho entrenamiento se realizará únicamente dentro de las unidades militares y los militares extranjeros no participarán en ninguna operación en exteriores.

La polémica se centra sobre todo en el Congreso de la República porque se podría estar incumpliendo dos artículos de la constitución política, los cuales regulan el tránsito de las tropas extranjeras en el país.

Según el Ministerio de Defensa, legalmente, la capacitación que van a dictar estos militares extranjeros está contemplada en un acuerdo de cooperación vigente entre los gobiernos de Colombia y Estados Unidos.