Por medio de un comunicado, militares retirados rechazaron el último informe de la JEP sobre los falsos positivos.

Lea también: JEP dice que más de 6 mil personas fueron presentadas como “falsos positivos”

Según lo dio a conocer la Jurisdicción Especial para la Paz, por lo menos 6.402 colombianas y colombianos fueron víctimas de muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate entre 2002 y 2008.

“Manifestamos que jamás recibimos órdenes de delinquir y mucho menos las impartimos a nuestros subalternos. Como Institución, nunca les fallamos a los colombianos y por el contrario expusimos nuestras vidas en defensa de ellos”, dice la misiva. 

De igual manera, aseguran que “Solicitamos a las instancias involucradas ser objetivas e imparciales en el desarrollo de las investigaciones, así como en la difusión de información que pueda tergiversar la realidad y la responsabilidad de los actores, pues nunca fue una política de Estado, y mucho menos de las instituciones militares y policiales, mostrar resultados diferentes a la realidad del conflicto”.

“No se puede olvidar que hay organizaciones y entidades que buscan réditos económicos y políticos tergiversando la verdad, para lo cual suministran datos distorsionados o sesgados, como un ejemplo está el caso de Mapiripán donde se engañó a instancias internacionales con la cantidad de víctimas asesinadas; varias de ellas aparecieron vivas o murieron en otras circunstancias”, concluyen.

Publicidad