Tras los llamados a la austeridad y recortes en gastos hechos por del Gobierno a las entidades públicas, se conoció este martes que el Consejo Superior de la Judicatura y la Dirección Ejecutiva de la Rama Judicial adquirieron para la Corte Suprema de Justicia 51 camionetas blindadas por un valor de 13.276 millones de pesos.

El director ejecutivo de la Rama Judicial, Mauricio Cuestas informó a NotiCentro1 CM& que efectivamente “se compraron 51 camionetas de las cuales 21 van para las sala de instrucción y juzgamiento y descongestión laboral, mientras las otras 30 son para reposición del parque automotor que está ya muy obsoleto”.

En general, el proceso para la compra de los vehículos inició el año pasado y sigue adelante a pesar de la declaratoria de emergencia económica y social por el coronavirus.

“Es un mensaje equivocado, deberían redistribuir los recursos para las necesidades en salud”, dijo a este noticiero el exsecretario de Transparencia de la Presidencia, Gabriel Cifuentes, al ser consultado sobre esta millonaria compra.

“Es producto de la necesidad porque venimos rentando la prestación de este servicio porque no se podían adquirir vehículos, esa restricción ya se levantó y el análisis que se ha hecho es que rentar ese tipo de vehículos es muy costoso”, explicó por su parte el director ejecutivo de la Rama Judicial.

No obstante, el exsecretario de Transparencia de la Presidencia señaló que “mientras el ministro de Hacienda hace malabares para atender las necesidades por el Covid-19 e incluso el partido de Gobierno sugiere eliminar los recursos para la JEP, ocurre esto que nos indica que no se están aplicando las reglas de austeridad”.

“La priorización de recursos, la austeridad y la redestinación de recursos para atender esta crisis tiene que ser una necesidad del Gobierno nacional y de las ramas del poder público en general”, concluyó Cifuentes.