El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, en su intervención del programa ‘’Prevención y Acción’’ del presidente Duque, se refirió a la entrada en operación de la mina subterránea de oro más importante del país ubicada en Buriticá (Antioquia).

Esta iniciativa cuenta con inversiones de más de 610 millones de dólares y hace parte de la reactivación económica en Colombia.

‘»Esta mina va a empezar a producir 240 mil onzas de oro al año, lo que representa un incremento del 22 % de producción de oro total del país», indicó el jefe de la cartera de Minas y Energía.

Según el funcionario, esta mina funcionará con todas las de ley y con los más altos estándares ambientales, sociales y técnicos.

«Una gran noticia para el país es la expedición de un decreto que firmó el Presidente hace dos días, con un enfoque diferencial para que los pequeños mineros puedan acceder a concesiones y puedan hacer ese tránsito hacia la formalidad’», aseguró el ministro.

Publicidad

Mesa Puyo explicó que la formalización permitirá que estos mineros operen con toda la técnica que se requiere, que cumpla con estándares ambientales, y que paguen regalías e impuestos.

«Esta es una gran minería con inversiones en total para los próximos tres años en más de 17 billones de pesos y 2.000 empleos. Cumplimos con las metas de formalización minera», concluyó el funcionario.

La obra

El megaproyecto empezó a construirse en 2017 por la multinacional Continental Gold, en la faja media del Río Cauca, y sus activos fueron adquiridos por la empresa china Zijin Mining.

A principios de marzo de 2020, la empresa asiática anunció que concluyó los trámites de compra del 100 % de las acciones de Continental Gold a un precio de 5,5 dólares canadienses por acción.

El megaproyecto generará más de 3 billones de pesos en impuestos y regalías (más de 791,7 millones de dólares), según los cálculos de Zijin Continental.