El Gobierno nacional reiteró su preocupación por las invasiones que permanecen en el norte de departamento del Cauca y anunció un apoyo a quienes requieran tierras.

Desde el XII Congreso de Tecnicaña que se realiza en Cali, Valle del Cauca, la ministra de Agricultura, Cecilia López Montaño dijo que el Gobierno nacional estará dispuesto a apoyar a las personas que requieran tierras con créditos y tecnología.

Lea más: Caen 5 miembros más de ‘Los Maracuchos’ en Bogotá: así eran las casas donde torturaban, mataban y vendían droga

Adicionalmente, advirtió que está agotando las medidas del diálogo con aquellas personas que han invadido predios, sobretodo los de la zona norte del departamento del Cauca; por ello, resaltó que el Gobierno nacional busca que no se genere mayor confrontación violenta.

De igual forma, López indicó que habló con su compañero de gabinete, el ministro de la Defensa, Iván Velásquez, quien le aseguró que esos procesos van avanzando de manera significativa, sin enfrentamientos contra la fuerza pública.

Mire más: Video: Joven enfurecido porque agentes de Tránsito inmovilizaron su motocicleta al no tener papeles en regla

En ese sentido, hizo un llamado a la ciudadanía para que “guarden paciencia” mientras se realiza esa mesa agraria. Hasta el momento van dos reuniones y posteriormente, se determinarán cuáles serán las tierras y cuántos son esos predios que van a distribuir entre las comunidades que hoy reclaman.

“Claro que nos preocupa, yo he sido muy clara en que nosotros tenemos que respetar la ley, tenemos que respetar la  Constitución; pero la manera con el Ministerio de Agricultura va a reaccionar frente a esto, es mostrando rápidamente que sí vamos a distribuir tierra y que sí vamos a apoyar a quienes les asignemos tierra con todo lo que necesita un agricultor -tecnologías, crédito-“, explicó la ministra.

Lea más: Avión de Viva tuvo que devolverse por agresión a una azafata

Algunas cifras que expuso durante el congreso, la Asociación de Cultivadores de Caña de Colombia (Asocaña) es que por estas invasiones se han dejado de producir 75.000 toneladas de azúcar; además, hay 5.000 hectáreas invadidas, 7.500 hectáreas afectadas, 71 predios afectados, más de 700 denuncias en la Policía  y la Fiscalía; pero lo más preocupante es que se han perdido 3.500 empleos producto de estas confrontaciones y esta problemática social en el norte del departamento del Cauca.