El ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, dirigió dos cartas, una a la Fiscalía General de la Nación y otra a la Procuraduría, con la solicitud de iniciar investigaciones penales y disciplinarias por el derrame de petróleo en el pozo Lizama, Santander.

“Ante esta grave situación ambiental, y con fundamento en el artículo 55 de la ley 1333 de 2009, le solicito muy cordialmente apoyar las labores de investigación que permitan determinar las medidas tendientes a restaurar las áreas afectadas por el derrame, y asimismo que con fundamento en lo dispuesto en el decreto 016 de 2014, asuma las investigaciones tendientes a identificar y acusar a los responsables de esta tragedia ambiental que hoy afecta a muchas familias de pescadores y que lamentamos todos los colombianos”, indica la misiva.

Por su parte, Ecopetrol indicó que de los 550 barriles de crudo aproximados que cayeron a las fuentes hídricas, 250 ya se han recogido.

Publicidad