Al término de un consejo extraordinario de seguridad en Santander de Quilichao (Cauca), el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo ofreció una recompensa de $100 millones por información de la masacre que dejó a cuatro personas muertas y una más herida.

«Para identificar y dar captura a los homicidas, se conformó un equipo de investigación mixto del CTI y la Unidad de Identificación, Ubicación y Judicialización de Perpetradores de Masacres de la Policía Nacional, con el fin de apoyar a la Fiscalía Seccional en las actividades investigativas», informó el ministro.

Así mismo, señaló que «el narcotráfico es el enemigo de la comunidad y el principal generador de violencia en el departamento del Cauca«.

«El objetivo es neutralizar los enclaves de producción y cerrar el corredor de transporte de cocaína hacia el pacífico. Se incrementará la detección y destrucción de laboratorios para el procesamiento de cocaína«, destacó Trujillo.

Finalmente, Trujillo informó que en Santander de Quilichao se dará inicio al Proyecto Piloto – Gran diálogo por el Futuro del Cauca, con el fin de acercar y mejorar la confianza de las comunidades étnicas y campesinas, con las instituciones y la Fuerza Pública.