Con indignación reaccionó la ministra de Educación, María Victoria Angulo, tras conocer que entre 2018 y 2019 niños de colegios en Santander consumieron carne de burro, bajo el programa de alimentación escolar PAE.

La funcionaria afirmó que “son inaceptables noticias como las de hoy de abusos contra el programa de alimentación Escolar con un impacto en la salud de las niñas, niños y adolescentes”.

La ministra pidió que se apliquen las sanciones con rigor contra los responsables. “Y esperamos que caiga todo el peso de la ley y las sanciones del caso, pero sabemos que tenemos que seguir redoblando esfuerzos” dijo.

A raíz de este caso, promoverá sanciones más drásticas, frente irregularidades en el manejo del programa que suministra alimentos a estudiantes de colegios públicos, de bajos recursos.

Al respecto la funcionaria explique que pretende “ir incluso más allá como lo estamos haciendo con fiscalía contraloría y Procuraduría en proyectos normativos que esperamos presentar en el Congreso, la inclusión de artículos que hacen más fuertes las sanciones, su oportunidad”.

Dijo que la ministra que hay que ser implacables con las veedurías y las sanciones, para proteger la alimentación de los niños.