Al mediodía de este sábado 4 de abril, se presentó una explosión en varias minas de carbón de la vereda Pueblo Viejo del municipio de Cucunubá, Cundinamarca.

Según la gobernación de Cundinamarca, 11 trabajadores perdieron la vida y cuatro fueron rescatados, ellos sufrieron intoxicación pero no presentaron lesiones de gravedad.

Los mineros sí tenían autorización para trabajar en medio de la cuarentena nacional.

La gobernación de este departamento consultó a la gerente de Salvamento Minero de la Agencia Nacional de Minería, quien afirmó que estaban trabajando porque sí es una actividad permitida.

«25. Las actividades necesarias para garantizar la operación, mantenimiento, almacenamiento y abastecimiento de la prestación de (1) servicios públicos de acueducto, alcantarillado, energía eléctrica, alumbrado público, aseo (recolección, transporte, aprovechamiento y disposición final, incluyendo los residuos biológicos o sanitarios); (2) de la cadena logística de insumos, suministros para la producción, el abastecimiento, importación, exportación y suministro de hidrocarburos, combustibles líquidos, biocombustibles, gas natural, Gas Licuado de Petróleo -GLP-, (3) de la cadena logística de insumos, suministros para la producción, el abastecimiento, importación, exportación y suministro de minerales, y (4) el servicio de internet y telefonía».

Al parecer, la explosión se habría producido por acumulación de gas metano.

«Queremos dar nuestras sinceras condolencias a las 11 familias que se vieron afectadas tras este lamentable hecho», señaló Gina Herrera, directora de la Unidad de Gestión del Riesgo en Cundinamarca.