A través de su cuenta de Twitter el ministro del Interior, Guillermo Rivera, se pronunció luego de que el precandidato a la Presidencia, Gustavo Petro denunciara el pasado jueves en la noche que el alcalde de Cúcuta, César Rojas está “violando la Constitución y la ley” al ordenar “desmantelar la tarima” de su manifestación “en el parque Santander” ubicado frente a la sede municipal.

Rivera escribió: “Desde ayer hemos buscado comunicarnos, sin éxito, con el alcalde de Cúcuta para pedirle que tenga presente esta circular”, acompañando el mensaje de un comunicado que explica que “la Constitución Política en sus artículos 20, 37 y 40 prevé como derechos fundamentales de toda persona la libre expresión, de reunión y al ejercicio de los derechos políticos”.

También argumenta que “los numerales 15° del artículo 2, y 7° del artículo 12 del Decreto Ley 2893 de 2011, establecen como funciones del Ministerio del Interior, las de coordinar con las autoridades competentes el diseño e implementación de herramientas y mecanismos eficientes en materia electoral que busquen garantizar el normal desarrollo de los procesos electorales”.

Asimismo, recalca que bajo este entendido, “el Plan Nacional de Garantías Electorales 2018 tuvo en consideración” que el actual proceso electoral “está caracterizado por la implementación de nuevas reglamentaciones y de un periodo de transición para las cuales el Gobierno nacional, organización electoral y organismos de control, trabajarán conjuntamente para responder a las nuevas necesidades que se han suscitado” a partir de la firma del acuerdo de paz.

Por su parte, la Alcaldía en redes sociales aseguró que “tropas del Batallón de Apoyo y Servicio para el Combate Número 30 Guasimales del Ejército a través de la Policía Militar, custodian las inmediaciones de la Alcaldía de Cúcuta, para garantizar convivencia y seguridad ciudadana en la zona céntrica de la ciudad”, lugar donde se convocaron los seguidores del líder de Colombia Humana.

Finalmente, Petro en su última publicación en Twitter manifestó que “el alcalde de Cúcuta está demostrando que la Constitución de 1991, el Estado de Derecho y el Gobierno nacional no rigen en Cúcuta. Solo manda un señor desde la cárcel: Ramiro Suárez Corzo”.