El Estudio Nacional de Evaluación de los Servicios de las EPS – Régimen Contributivo y Subsidiado 2022, publicado en la página web del Ministerio de Salud y Protección Social, corresponde a un insumo de un conjunto de estudios de monitoreo reglamentados a través de la resolución 256 de 2016 del Ministerio, así como a disposiciones de la Corte Constitucional sobre el reporte de la calidad en la prestación de los servicios de salud.

Dicho informe, realizado entre junio y noviembre de 2022 por la empresa asesora BrandStrat, contratada mediante concurso de méritos propios en un grupo de diez oferentes, tenía como objetivo central evaluar los servicios de las Entidades Prestadoras de Salud (EPS).

Le recomendamos leer: ¿Qué pasó en el debate de moción de censura a MinMinas?

A lo anterior, se suma lo dispuesto por la Corte Constitucional, que en 2015 incorporó dentro de las obligaciones del Ministerio la elaboración de encuestas con representatividad en el nivel departamental, en el régimen subsidiado como el contributivo, con el fin de evaluar el nivel de satisfacción de los usuarios con sus Entidades Prestadoras de Salud.

Una semana después de la publicación del estudio, la Asociación de Empresas Gestoras del Aseguramiento en Salud, Gestarsalud, publicó un comunicado titulado “Encuesta del Ministerio de Salud confirma satisfacción de usuarios con sus EPS”.

El pronunciamiento de la agremiación, que destaca fragmentos de información contenida en el estudio, favorables a sus intereses, deja de lado indicadores clave que en una línea de tiempo permiten realizar un análisis más riguroso sobre la tendencia al gradual deterioro de la imagen de las EPS y el descontento de los usuarios con la calidad de su servicio.

En este orden de ideas, el Ministerio de Salud y Protección Social publica una pieza gráfica que recoge la totalidad de los datos arrojados por el estudio, para hacer claridad sobre los resultados objetivos de dicho análisis,