El debate inició con intervenciones pidiendo la renuncia del ministro de Defensa Guillermo Botero. 

Por su parte, el ministro se defendió y pidió las pruebas a sus contradictores. 

Aunque durante tres horas el debate transcurrió con normalidad, las intervenciones de los representantes del Centro Democrático crearon una verdadera zambra en la plenaria de la Cámara de Representantes. 

El próximo miércoles se citará a la plenaria de la Cámara para votar la moción de censura contra el ministro de Defensa.