Durante una audiencia en el Senado sobre la crisis en las cárceles del país, el ministro de justicia, Néstor Osuna, expresó que uno de los factores del hacinamiento carcelario está en las penas largas que los jueces imponen a los condenados. 

“El hacinamiento en las cárceles también pasa porque las personas que son condenadas permanecen demasiado tiempo en la cárcel. Esa es una reflexión que sé que no es popular, que no suscita adhesiones, pero la sociedad colombiana debería pensar si esas penas larguísimas, de 50 y 60 años tienen sentido cuando se trata de resocializar y crear segundas oportunidades y de reparar a las víctimas, expresó Osuna.

Según el ministro, el gobierno de Gustavo Petro está dispuesto a enfrentar “arduas controversias” por lograr transformaciones.