El ministro de Justicia, Wilson Ruiz, pidió el acompañamiento preventivo de la Contraloría y de la Procuraduría en el proceso licitatorio por 411 mil millones de pesos para la contratación del servicio de alimentación para la población en las cárceles.

 

Le puede interesar: Confirman la destitución de seis exfuncionarios de la DIAN por cartel de la devolución del IVA

 

La Unidad de Servicios Carcelarios y Penitenciarios está liderando la licitación para la alimentación de 97 mil reclusos del país en medio de ruidos por cuenta de una denuncia por presunta extorsión a varios de los contratistas, dada a conocer por el ministro Ruiz; y por cuenta de una alerta de la Contraloría que advierte que la USPEC no ha ejecutado una estricta supervisión de estos contratos y no ha pedido declarar el incumplimiento de los mismos.

El objetivo del acompañamiento de la Procuraduría y de la Contraloría es “garantizar que este proceso sea totalmente transparente y cumpla a cabalidad con todos los parámetros legales”.