La ministra de justicia, Margarita Cabello, le presentó a las altas cortes un nuevo proyecto de reforma a la justicia que modifica 15 artículos de la Constitución.

El documento establece que excepcionalmente podrán otorgársele facultades jurisdiccionales a los notarios que en ningún caso podrán investigar ni juzgar delitos.

El borrador conocido por NotiCentro1 CM& señala que el Consejo Superior de la Judicatura y la Fiscalía deben implementar un plan de descongestión de despachos ejecutable a tres años.

El proyecto establece una administración de justicia con tecnologías de la información y garantizando el uso de canales digitales.

“Garantizar e implementar el acceso a la administración de justicia a través de los medios digitales y proteger la información judicial que circula en ellos”, señala el escrito.

La iniciativa de 12 páginas que la ministra de Justicia llevará al Congreso de la República fija en 12 años el periodo de los magistrados de las altas cortes.

Además se inhabilitan al fiscal, al procurador y al contralor general, durante cuatro años después de ejercer el cargo, para poder postularse a cargos de elección popular.

En la nueva reforma se mantiene el Consejo Superior de la Judicatura con 5 magistrados elegidos por el Consejo de Estado, la Corte Suprema y la Corte Constitucional.

Por último se deja en manos del Congreso la elección del auditor general que hasta ahora correspondía al Consejo de Estado.