El ministro de Salud, Fernando Ruiz hablo de los retos posteriores a la pandemia y las modificaciones planteadas al sistema y a las EPS.

Además, reflexionó sobre la función de las EPS y lo que representan en las modificaciones planteadas al sistema.

“En la medida que hacemos mayor uso de los servicios de salud, lo que se llama la siniestralidad, es decir, el gasto de la UPC se ha venido reduciendo. Estamos en un sistema muy estresado por diversas situaciones y eso ha llevado a algunas EPS a perder su capacidad de respuesta financiera frente a los riesgos”, aseguró el minSalud.

Vea también: Colombia no abriría frontera por reactivación de migración venezolana

“Lo que planteamos es hacer una recomposición completa, tratando de hacer una restructuración y dejando únicamente aquellos aseguradores que tengan capacidad de respuesta. También territorializando el aseguramiento y hacer que sea un sistema de prestación, aseguramiento y salud pública se mueva por relaciones más territoriales que nacionales”, afirmó.

Además, generar redes integrales de atención donde el paciente sepa desde el principio dónde y cómo lo van a atender.

Publicidad

La idea entonces es que las EPS manejen el riesgo de las personas, que se concentren más en la salud y menos en los recursos financieros.

“Tenemos dos oportunidades importantes: la primera es la factura electrónica y lo segundo la interoperabilidad de la historia clínica, donde tendremos la opción de transformar el sistema a que el paciente no ande con la historia clínica debajo del brazo sino tener toda la información al acceso de cada hospital del país. Tenemos que mirar un sistema hacia el futuro”, manifestó.

En cuanto a medicamentos, indicó que se ha hecho un esfuerzo muy importante desde hace varios años en regulación de precios de medicamentos.

Lea también: OMS alerta sobre «crecimiento exponencial» de la pandemia en Europa

“Hoy en día los precios de los medicamentos, de lo que se llama mercado institucional, no son tan costosos, son precios de referencia internacional para la mayoría. Debemos tener clara la entrada de los medicamentos innovadores y cómo definir si entran a competir con medicamentos existentes. Es una tarea que le queda al sistema por hacer”, afirmó.

“También el medicamento del canal comercial, los que compramos en la droguería, nos queda un porcentaje pequeño de medicamentos que no nos dan y vamos a la droguería y al comparar con otros países, son más costosos. En ese punto hay una tarea importante”, agregó.