El Ministerio de Salud anunció que impulsará un proyecto para regular el comercio y venta de los sistemas eléctricos de administración de nicotina conocidos como cigarrillos electrónicos.

El subdirector de enfermedades No Transmisibles del Ministerio, José Fernando Valderrama, dijo que esos aparatos funcionan con nicotina y otras sustancias nocivas cuyo uso constituye un riesgo cancerígeno.

«Ya hay evidencia de que esos sistemas electrónicos no ayudan a la cesación y en cambio son un riesgo sanitario para la población vulnerable, niños, niñas, adolescentes y mujeres embarazadas», explicó Valderrama a CM&.

La idea es que los llamados cigarrillos electrónicos sean regulados igual como ocurre con el tabaco y sus derivados.

Igualmente el Ministerio de Salud aseguró que promoverá que en los cigarrillos las advertencias sobre sus efectos perjudiciales ocupen no el 30% del espacio de la cajetilla, como ocurre hoy, sino el 70%.

La propuesta que el Ministerio de Salud está decidido a sacar adelante, figura en un proyecto de ley que se encuentra para estudio en el Congreso de la República.

OMAR JAIMES – CM&