La ministra de las TIC, Karen Abudinen, anunció que esa cartera del Gobierno procedió a ordenar embargo a la firma Centros Poblados por un millonario contrato entre las partes para llevar internet a zonas rurales del país.

Se trata de un embargo por 70.000 millones de pesos correspondientes al adelanto que giró el MinTIC a Centros Poblados para llevar ejecutar el acuerdo.

Según Abudinen, quien está en ojo del huracán por el polémico contrato, este viernes se procedió a embargar los activos de esa empresa tecnológica.

Te puede interesar: Contratista del caso MinTIC tiene antecedente por incumplir convenio de obras en Bogotá

Hoy, procediendo con las facultades de la Ley, decretamos embargo por más de $70 mil millones sobre cuentas bancarias, inmuebles y vehículos a la UT e integrantes”, dijo la ministra en Twitter.

En esa red social agregó que el viernes 13 de agosto se declaró la “caducidad al contratista Unión Temporal Centros Poblados que debía conectar a 7.000 colegios”.

Esa caducidad de la habla Karen Abudiben se dio tras un escándalo porque UT Centros Poblados presentó unos documentos con irregularidades que la aseguradora de un banco no aceptó.

Mira también: Gobierno declara la caducidad del cuestionado contrato de internet en zonas rurales

Sin embargo, dicha firma recibió el desembolso de 70.000 millones de pesos por parte del Ministerio de las Comunicaciones, pese a tener antecedentes por incumplimiento en la construcción de obras en Bogotá.

La Unión Temporal de Centros Poblados está integrada por cuatro firmas, una de ellas es la empresa ICM ingenieros, la cual fue constituida para construir vías.

Pese a no guardar relación con actividades vinculadas con la instalación de puntos de internet, la compañía hizo parte del consorcio ganador para mejorar la cobertura de las zonas rurales.

Mira además: MinTIC rompió su silencio frente al cuestionado contrato de internet rural

Razón por la cual sectores políticos y sociales piden la renuncia de la ministra Karen Abudinen desde que se conoció el polémico contrato.

Aunque, en palabras de la ejecutiva, ella velará por los intereses de esa cartera y la recuperación de dicho anticipo en un proyecto que supera el billón de pesos por la instalación de internet en zonas rurales del país.