La nueva ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, recibió en su despacho a los presidentes de las Centrales obreras, apenas 24 horas después de posesionarse en el cargo.

La reunión transcurrió en un ambiente de cordialidad y con la promesa a los sectores sindicales que el nuevo Gobierno promoverá cambios en el sistema, que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores.

Le puede interesar: Citarán a debate de control político a Minminas por declaraciones sobre eventual importación de gas desde Venezuela

Las Centrales le solicitaron a la Ministra que propicie la restitución de conquistas laborales y derechos adquiridos, que se han ido desmontando en los últimos 30 años.

El Presidente de la CTC, Luis Miguel Morantes, dijo que “lo que estamos pidiendo es que nos devuelvan lo que nos han quitado en las últimas 3 décadas”.

Una de las primeras peticiones de las Centrales al nuevo Gobierno es derogar un decreto que estableció el denominado Piso Mínimo Social, que legaliza las cotizaciones a seguridad social, por debajo del salario mínimo.