Cuatro autoridades económicas tienen sus ojos puestos hoy sobre el sistema financiero y en los riesgos potenciales que pueda enfrentar, con ocasión de la crisis petrolera, del alto precio del dólar y de la expansión del coronavirus.

Se trata del Ministerio de Hacienda, el Banco de la República, La Superfinanciera y el Fogafín, entidades que conforman un comité de seguimiento a la banca y que en las últimas horas analizó aspectos que desde la perspectiva de la estabilidad del sistema financiero requieren un monitoreo.

Este comité sesionó a puerta cerrada para examinar los recientes hechos como el desplome en los precios del petróleo, la fuerte devaluación del peso frente al dólar y los perjuicios del coronavirus.

También identificó que los sectores que potencialmente se pueden ver impactados por la coyuntura son hidrocarburos, turismo, alojamiento y transporte aéreo, terrestre o marítimo.

No obstante, el mismo comité da un parte de tranquilidad para los bancos al considerar “la baja participación de la cartera en moneda extranjera (9.4%)”, de los mencionados sectores.

El comité expidió un comunicado conjunto, según el cual, “aún cuando existen elementos que están generando incertidumbre en el mercado, el sistema está en capacidad de mantener su actividad financiera sin evidentes contratiempos”.

No obstante, agrega el comunicado que, “como parte de la política de prevención y monitoreo continuo, las autoridades que participan en el comité mantendrán sus esquemas de seguimiento activos de manera permanente, con el fin de anticipar posibles cambios en el comportamiento de las principales variables y, de esta forma, poder tomar medidas oportunas y coordinadas”.