La compañía agroindustrial Monómeros Colombo-Venezolanos hizo el anuncio tras una evaluación a sus estados financieros. El proceso transitorio especial se adelantará por unos meses en el que se buscará cumplir con el pago a sus acreedores.

La administración de monómeros decidió hacer uso de las medidas transitorias contempladas en el Decreto 560 de 2020 para diseñar, en conjunto con los proveedores trabajadores y acreedores de la compañía un plan de salvamento.

 

Le puede interesar: Crece endeudamiento para pagar deudas, dice estudio académico

 

“Lo que permitirá asegurar la operación continuada de los negocios de la sociedad, preservar los empleos que genera la sociedad en Barranquilla y Buenaventura y proteger la seguridad alimentaria en Colombia”, afirmó Monómeros.

Cabe recordar que el pasado 3 de septiembre la Superintendencia de Sociedades sometió a control a Monómero, por lo que varios proveedores decidieron suspender sus relaciones comerciales con la compañía en los días posteriores a que se hiciera pública esa decisión.

“Monómeros Colombo-Venezolanos S.A. es profundamente respetuosa de las decisiones de la Superintendencia de Sociedades. Sin embargo, en criterio de la administración, el sometimiento a control no es una herramienta idónea para hacerle frente a las necesidades de caja de la compañía. El sometimiento solo puede agravar la situación financiera”, aseguró la compañía.

 

Vea también: Inicia proceso de liquidación judicial de la constructora Pedro Gómez y Cía S.A.

 

Por lo anterior, Monómeros decidió presentar ante la Superintendencia una solicitud formal para iniciar una negociación de emergencia con sus principales acreedores, al amparo del Decreto 560.

Así pues, este procedimiento especial busca que, durante los siguientes 3 meses, la compañía pueda negociar un plan que permita su recuperación efectiva.