El Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente de Colombia (AISO) se tomó por varias horas el aeropuerto El Dorado, de Bogotá, protestando por las masacres y asesinatos contra los líderes sociales en el país.

De igual manera, sus voceros exigieron la implementación del acuerdo de paz. “Denunciamos al Gobierno narco-paramilitar y fascista que tenemos en este país”.

“Tumbamos a Sebastián de Belalcázar y vamos a tumbar a este mal Gobierno y lo haremos mediante un Gobierno colectivo que represente los diferentes intereses sociales y políticos de este país”, añadieron.

Asimismo, aseguran que “Nos han robado históricamente las tierras y el poder”.