Sandra Zamudio, colombiana radicada en Malta con su esposo, murió después de presuntamente ingerir escopolamina que se le suministró en una bebida que estaba tomando.

La comunidad colombiana de Malta, lamentó este suceso, “no tengo palabras… Te extrañaremos sol. Adiós, querida mía. Que nos volvamos a encontrar en el cielo”, afirmó una de sus amigas en redes sociales.

Le puede interesar: Condenan a 10 años de cárcel al mayordomo de la ‘narcofinca’ del exembajador Sanclemente

La mujer fue desconectada de las máquinas que la mantenían con vida después de haber sufrido una muerte cerebral, provocada por el incidente que se dio durante una noche en una fiesta.

Sami, como le decían sus conocidos y amigos cercanos, salió con su esposo a un bar local de Malta y corrió con la mala suerte de ser una víctima de unos extraños, que según hipótesis buscaban escopolaminarla, sin saber con qué fin.

La mujer que fue llevada a urgencias después del incidente no duró muchos días, ya que rápidamente se le diagnosticó con muerte cerebral y este 6 de julio se desconectó del soporte vital que la mantenía con vida.

Le recomendamos leer: Rodolfo Hernández pide al CNE que se le expida credencial de senador

Claribel Torres, madre de la víctima, a través de sus redes sociales pide ayuda para repatriar el cuerpo de su hija a Colombia.

“Amigos y familiares, necesito su ayuda para repatriar el cuerpo de mi hija a Colombia, esto es muy doloroso para mí. Realmente aprecio su cooperación. Dios los bendiga siempre, estoy compartiendo el enlace de la recaudación de fondos, por favor compartan”, dijo Torres a medios locales.

Igualmente, a través de la página de GoFundMe se solicita ayuda para recaudar fondos y hacer el proceso de repatriación, cabe resaltar que en dicha página, se informa que el incidente pudo haber involucrado otra sustancia aparte de las bebidas alcohólicas.

Para las autoridades de Malta, el caso sigue su proceso de investigación