En Medellín hay una nueva víctima mortal de procedimiento estético practicado en una clínica de garaje. Se trata de una mujer a quién una presunta peluquera le inyectó biopolímeros en los glúteos.

Mabel Paternina de 36 años de edad, llegó hasta una vivienda en el barrio Manrique, nororiente de Medellín para realizarse un aumento de glúteos con biopolímeros.  25 días después murió en el Hospital General por graves complicaciones de salud que la llevaron a una embolia.

Bernardo Alejandro Guerra, concejal de Medellín, dijo que la mujer “era desplazada por la violencia de Sucre, nacida en San Marcos y viene acá, donde es captada en una peluquería”.

Esta es la cuarta mujer que fallece por procedimientos estéticos en garajes en lo que va corrido del año, en la capital antioqueña. Lo que más preocupa es que la falsa cirujana estética es al parecer peluquera de profesión.

Según denuncian habrían 10 víctimas más, entre ellas, una mujer que está en cuidados intensivos en el municipio de Rionegro.

“Hace procedimientos invasivos, desde liposucción hasta inyectar biogel. Ocho litros en las caderas, desde 500 mil pesos hasta dos millones de pesos, desde hace cinco años”, afirmó el cabildante.

Justamente en las últimas horas la secretaria de Salud realizó un operativo contra otra clínica estética ilegal, se trata de un local en las Torres de Bomboná de Medellín, donde hacían todo tipo de procedimientos , allí se encontraron cánulas extractores y hasta evidencias de la grasa de las pacientes arrojada por las tuberías.

Publicidad

Luz Bibiana Gómez, secretaria de Salud de Medellín, afirmó que cuando llegaron a realizar la inspección “estaban desarrollando un procedimiento en un local a puerta cerrada, lo más asombroso es que lo estaba haciendo una auxiliar contable sin conocimiento de la salud”.

El lugar fue sellado y su propietaria deberá pagar una sanción de hasta 10.000 salarios mínimos legales diarios.