Un menor de trece meses de edad murió en el Hospital Universitario del Valle, luego de llegar procedente del municipio de La Cumbre con severas quemaduras en su cuerpo a causa tras el descuido de sus padres al interior de la vivienda.

María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle, sostuvo que «es un lamentable accidente doméstico en la cocina, cuando el menor se queda con cerca a un sartén donde estaban friendo comida»

Pese a los esfuerzos médicos, el menor tuvo complicaciones respiratorias que finalmente acabaron con su vida.

«El 12 % de su superficie corporal es una quemadura grado dos en la cara, tenía neumonía, se agrava, le da complicación respiratoria, cerebral y luego muere», sostuvo la funcionario departamental.

Los padres no recibirán sanción algún dado que se trató de un accidente doméstico.