Los soldados Norbey Bolaños y  Luis Fernando Salcedo murieron a causa del extraño virus respiratorio en la base militar de La Jagua de Ibirico, en Cesar. Además cinco uniformados están hospitalizados y 60 más se encuentran aislamiento. 

El comandante de las fuerzas militares, general Luis Fernando Navarro indicó que los uniformados “han recibido una atención médica especializada, la dirección de sanidad del Ejército se ha volcado de manera total para atender este caso, determinar qué es y darles una atención médica de calidad y prioritaria

Mientras tanto, se descartó que la enfermedad se trate de Covid-19 y se asignó un equipo epidemiológico para que indaguen si el virus respiratorio se dio por el posible contacto con algún animal de la zona.

Así mismo, Navarro informó que debido al hecho se activó un mecanismo de atención y se tomaron diferentes restricciones “hay medidas de aislamiento, hay medidas de verificación y exámenes médicos, es decir, todos los protocolos están activados porque necesitamos preservar la integridad de nuestros hombres”.