Las muertes por arma de fuego se han convertido en un problema de salud pública. Así lo indicó un estudio realizado por el observatorio del Instituto Nacional de Salud.

Según datos del Instituto de Medicina Legal, el año pasado se registraron 8143 muertos por arma de fuego en Colombia, y este año, entre enero y julio, ya van 4907 muertos.

«Es un problema de salud pública y se deben implementar políticas para bajar las cifras. La mayoría de muertos son hombres entre 20 y 30 años con un nivel educativo bajo, lo cual incrementa la problemática», señaló Carlos Castañeda, director del Observatorio del Instituto Nacional de Salud.