Durante los últimos procedimientos fue ubicada, en la población de Zipaquirá, una mujer colombiana, quien se dejó a disposición de la Fiscalía General de la Nación, luego de que Migración Colombia verificara que pese a haber sido notificada de la medida de aislamiento obligatoria, decidió, en compañía de su esposo, un ciudadano estadounidense, abandonar su lugar de aislamiento para ir un asado el día lunes en la noche.

Según el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, la colaboración de la ciudadanía y el sector hotelero ha sido fundamental para el cumplimiento de la medida de aislamiento, ya que en los primeros tres días de funcionamiento del aplicativo «Alertas de Aislamiento», la autoridad migratoria colombiana ha recibido más de 700 alertas.

De igual manera, aseguró que los procedimientos de verificación aleatoria continuarán en todo el territorio nacional, expulsando a aquellos ciudadanos extranjeros que incumplan con esta medida y elevando copias de los casos a la Fiscalía General de la Nación, cuando se trate de ciudadanos colombianos.

Asimismo, en las últimas laboras realizadas por Migración Colombia en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Neiva, Tunja y Zipaquirá, fueron encontrados más 40 ciudadanos extranjeros y una ciudadana colombiana, infringiendo la orden de aislamiento impartida por el Gobierno nacional a todo ciudadano proveniente del exterior.

Los extranjeros, entre los que se encontraban ciudadanos ingleses, israelíes, australianos, yemeníes, pakistaníes, haitianos, indios, estadounidenses, alemanes y holandeses, fueron expulsados de manera discrecional por poner en riesgo, con sus acciones, la seguridad nacional, el orden público y la salud pública.