Arelis Naranjo, una joven de 20 años, que reside en el barrio La Chinita, en el suroriente de Barranquilla acudió a las redes sociales para denunciar, mostrando las lesiones en su cuerpo, la forma salvaje como su expareja la habría golpeado el fin de semana.

La joven asegura que acudió a las redes sociales porque ni la Fiscalía ni ninguna otra autoridad, había atendido las denuncias que presentó con anterioridad, y su expareja sigue siendo una amenaza.

La mujer asegura sentir temor por lo que pueda pasar con su vida.

Los mayores temores por su expareja es que se trata de un joven drogadicto que incluso ha atentado contra la madre de la joven.