Denuncian en Barranquilla la desaparición del cuerpo de una bebé prematura que nació en un hospital público. La familia pide explicaciones.

La hija de Dianeth Pedroza, una menor de 16 años con 5 meses de embarazo, llegó el sábado al Centro de Atención Simón Bolívar con dolores leves.

Mire más: Video | Joven de 23 años muere ahogada mientras transmitía en vivo por Facebook

Tras una ecografía, según denuncia la mujer, la decisión médica fue inducirle el parto.

“Ellos dicen, hay que inducirle el parto porque la bebé no podía sobrevivir con el poco líquido que tenía en el vientre. Llego yo en horas del mediodía, y ya ellos le han inducido el parto; porque ya tenía los dolores y las contracciones más fuertes”, sostuvo Dianeth Pedroza, abuela.

Lea más: Un abuso sexual tras otro y un tío que se hizo el novio, la historia que da la vuelta al mundo

Cuando la joven expulsó a la bebé, la madre de la niña la vio y así lo reseña la epicrisis.

“Mi hija dice que la bebé estaba viva, porque la bebé estaba viva, a pocas horas horas ellos dicen que la bebé muere”, señala Pedroza.

Conozca más: Suspender fumigación aérea no da permiso para sembrar más coca: Petro

Luego, con el dolor de la pérdida, la abuela de la niña recibió la información sobre el protocolo a seguir.

“Que yo puedo retirar el bebé a los dos días, mínimo dos días puedo retirar a la bebé. Me entregan un acta de defunción con el papel de MiRed donde dicen que yo puedo retirar el cuerpecito”, destaca Pedroza.

Conozca más: “Los bombardeos deben suspenderse en Colombia’’: MinDefensa

El domingo, los familiares de la joven estuvieron en las diligencias del sepelio concretando la fosa para sepultarla, y el lunes, el cuerpo no apareció.

“El abuelo de la bebé llega a reclamar al bebé con el cajoncito y dicen que no van a hacer entrega del cuerpo porque la bebé fue desechada”, manifiesta Pedroza.

Lea más: Aumenta a 25 la cifra de muertos tras ataque de Rusia contra una estación de tren en Ucrania

El gerente de MiRed, la red hospitalaria de Barranquilla dijo que la menor llegó a consulta por un dolor abdominal con características clínicas de un embarazo no viable.

“Hemos iniciado una revisión de la situación y, hasta el momento no hemos encontrado fallas clínicas o asistenciales”, explicó Rómulo Rodado, gerente de MiRed.

En el caso interviene la Personería de Barranquilla.