La mujer denuncia ser víctima de agresiones verbales, físicas y sexuales por parte de su expareja sentimental.

Maira Rodríguez relata que tras 14 años de convivencia le pidió el divorcio a su esposo pero él se negó y la empezó a agredir en repetidas ocasiones.

«El llega a mi casa, al apartamento que me acabo de mudar, me amenaza con un destornillador, me somete, abusa sexualmente de mí, me muerde los dedos y me baña» : indicó Maira.

La víctima lucha judicialmente porque el hombre pague por lo que ha hecho pues tras la denuncia penal y pese a confirmarse el abuso sexual en Medicina Legal el hombre continúa libre.

Además lea: No cesa la violencia contra la mujer en Cali, la víctima más reciente tenía 64 años

«Yo tuve que irme del municipio en el que vivía, pocas personas saben donde vivo, estoy lejos de mí familia, vivo con mis hijas y pues ha sido un proceso doblemente difícil la cuarentena’, agregó la mujer.

Publicidad

Como el caso de Maira se han registrado 16.396 casos de violencia intrafamiliar en Bogotá durante este año.

El 53 % entre mujeres de 27 y 59 años, el 24 % entre 18 y 26 años, el 15 % entre 0 y 17 años, y el 8% en mayores de 60 años.

Ante estas cifras, 12 comisarías de familia que habían sido cerradas durante la cuarentena han sido abiertas.

‘’Ante cualquier brote de violencia intrafamiliar o de violencia contra la mujer denuncie ante las comisarías de familia, la Línea 123, la Línea Púrpura o el teléfono 3808400’’, aseguró la secretaria de Integración Social de Bogotá, Xinia Navarro.

En total quedan habilitadas 45 comisarías de familia en donde los ciudadanos pueden acercarse a denunciar cualquier tipo de violencia en medio de la pandemia.