A través de la Cooperativa Multiactiva por la Paz (Cooagropaz), unidad que asocia cerca de 500 excombatientes y a integrantes de la comunidad del Huila y del sur del Tolima, María Cristina Amaya ha podido impulsar y apoyar diferentes proyectos productivos asociativos que le apuestan a la reconciliación en Colombia.

Este liderazgo y compromiso con la construcción de paz, la hizo merecedora del premio internacional a la ‘Creatividad de las mujeres en la vida rural – 2021’, entregado por la Fundación Cumbre Mundial de Mujeres. La organización internacional desde el año 1994, premia anualmente a líderes y grupos de mujeres rurales creativas que ayudan a avanzar y mejorar la calidad de vida en las comunidades.

“Hemos conformado la cooperativa Cooagropaz, trabajamos con proyectos productivos desde el territorio y reconstruimos el tejido social; así mismo, conformamos el comité de mujeres por la paz y apoyamos diferentes iniciativas productivas de mujeres excombatientes, víctimas del conflicto, campesinas y comunidad en general”, dijo la galardonada, quien fue nominada entre 40 lideresas a nivel internacional y seleccionada como una de las 10 merecedoras del premio, junto con personas de países como Ecuador, India, Honduras, Kenia, Nepal y Mozambique.

Le puede interesar: Colombia será la sede de la Copa América Femenina 2022

Tras su reconocimiento recibió además una contribución de 1000 dólares donados por la WWSF, “Nos sentimos felices con este premio, con el cual ratificamos nuestro compromiso y apuesta por la construcción de paz desde el territorio a partir del desarrollo de proyectos productivos y el trabajo con las comunidades”.

Amaya adelanta su tránsito a la legalidad con el acompañamiento de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) e impulsa diferentes proyectos bajo el liderazgo de la cooperativa ‘Cooagropaz’. Entre las iniciativas destaca productos derivados del café, cacao y lácteos, cerveza artesanal y producción avícola.

A lo largo de los últimos 27 años, se han entregado 472 premios a la creatividad de las mujeres rurales en más de 140 países, convirtiendo a María Cristina Amaya en una destacada representante de la construcción de paz y reconciliación desde el departamento del Huila en Colombia.