Una mujer que fue reclutada por las Farc hace 23 años y se reencontró con su familia gracias a la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).

En 1999 en Mesetas (Meta), Laura fue reclutada, pero la UBPD logró el reencuentro de ella con su papá, un humilde campesino de 71 años (23 de los cuales los dedicó a buscarla) y con su hija Marcela, a quien dejó de ver cuando era una niña de 3 años.

Lea más: Posesionados ministros de Justicia y Ciencias y Tecnologías

“Es tan importante que en medio de un mito que se tiene alrededor de la búsqueda de las personas desaparecidas -de que solo las vamos a encontrar muertas-, la Unidad de Búsqueda pueda avanzar en una propuesta metodológica, planificada, estratégica y sistemática a través de los Planes Regionales, para que podamos estructurar una investigación que nos permita hallar personas con vida”, aseguró la directora de la UBPD, Luz Marina Monzón Cifuentes.

Laura fue reclutada por un actor armado luego de las fiestas decembrinas. Su mamá le había pedido comprar algo en la tienda, pero en el camino hombres armados la obligaron a subir a un camión. Igual suerte corrieron otros 30 jóvenes más. Esa fue la última vez que la vieron.

Foto: UBPD

Luego de estos hechos, la familia de Laura fue víctima de desplazamientos forzados en Mesetas, lo que los obligó a trasladarse a Villavicencio.

Su insistencia por tratar de establecer contacto con los actores armados hizo que fueran amenazados con el reclutamiento de las hermanas menores, por ello, la familia debió resignarse y esperar que alguien les diera una noticia.

En 2001, César, el papá de Laura, regresó a Mesetas para continuar con la búsqueda de su hija, pero algunos vecinos le dijeron que ella había muerto en la toma al municipio de Puerto Rico, Meta el 10 de julio de 1999.

La búsqueda

El 15 de diciembre de 2021 el papá de Laura, se contactó con la Unidad de Búsqueda en Villavicencio y presentó una solicitud formal de búsqueda.

Durante siete meses la UBPD realizó una investigación humanitaria y extrajudicial, revisó y clasificó información, y cotejó fuentes que le permitieron aproximarse a la verdad sobre la suerte y el paradero de Laura.

Mire más: Video | Un guardia suizo se desmaya en plena audiencia del papa Francisco

En esta medida, la UBPD logró la ubicación de una mujer con las características similares a ella y tras insistir, el pasado mes de abril del 2022 respondió al llamado de la Unidad y asimismo, aceptó programar el encuentro para el 17 de mayo del 2022.

Durante la reunión, Laura contó que luego de dejar las filas había ido a Mesetas a buscar a sus familiares, pero sus vecinos le informaron que ellos habían sido desplazados bajo amenazas, que era posible que estuvieran en Villavicencio.

Lea también: Israel y Turquía restablecen completamente sus relaciones diplomáticas

Relató que varios días recorrió las calles de la capital del departamento del Meta buscándolos sin que tuviera suerte. Ante ello, Laura aceptó realizarse algunas pruebas de huellas dactilares, las cuales confirmaron que era a quien César buscaba.

De esta manera, se programó un encuentro con su familia, entre ellos, con Marcela, su hija quien estaba ansiosa por conocerla: “Ante la ausencia de mi madre, yo fui criada por mi tía y ahora tengo la fortuna de contar con dos mamás”.

“Para mí la UBPD fue de mucha ayuda, de mucho apoyo, conté con el acompañamiento para volverme a encontrar con mi familia. Yo invito a todas las familias que tienen sus seres queridos desaparecidos que no dejen de buscarlos, que busquen ayuda como lo es la UBPD y con ellos y con su familia van a encontrarlos, vivos o muertos”, precisó Laura.