La Procuraduría expresó su satisfacción por la respuesta de alcaldes y gobernadores a la encuesta para establecer el diagnóstico del alistamiento de los territorios frente a la ejecución del Plan Nacional de Vacunación.

Según la información suministrada por alcaldes y gobernadores, la Procuraduría puede afirmar que el país tiene un índice de preparación general que alcanza el 0.73, donde 0 significa que no se encuentra preparado, y 1 que se encuentra totalmente preparado.

El resultado desagregado muestra marcadas y significativas diferencias territoriales, siendo el principal factor a tener en cuenta en estas diferencias la brecha entre los sectores urbanos (0.75) frente al que marcan los territorios rurales (0.55).

La Procuraduría evidenció que en materia de los componentes analizados, las distancias persisten, encontrando que hay un margen considerable a nivel nacional entre el índice de preparación correspondiente a la cadena de frío e insumos, el cual marca 0.9, y los componentes de la estrategia de seguridad y financiero donde los índices de preparación marcan 0.7 y 0.6 respectivamente.

La Procuraduría elevó una alerta que llevará a la Mesa Intersectorial de Seguimiento y Control de la estrategia de vacunación contra el COVID-19 junto con la recomendación de adelantar de manera inmediata mesas de trabajo con las autoridades correspondientes.

Publicidad

«Colombia no puede continuar siendo un país, donde las personas que habitan las ciudades tienen más oportunidades que las que habitan en el campo, y mucho menos un país donde las personas que habitan los cascos urbanos tienen derecho a la vida y las que habitan en la ruralidad no», expresó la procuradora, Margarita Cabello.