La muerte le ganó la batalla a la pequeña Emmely Sofía, la bebé en Santander que se hizo viral porque necesitaba un medicamento millonario.

Justo cuando cumplía nueve meses de vida, se le apagó su existencia por una enfermedad huérfana llamada Atrofia Espinal Tipo 1.

El valor de la droga que la podía salvar superaba los 1.000 millones de pesos y, aunque la EPS autorizó el medicamento, una junta médica determinó que no se le debía aplicar.

Pese a esto, la madre puso varias tutelas y seguía una intensa lucha en redes sociales para lograr la aplicación del medicamente y así salvar la vida de su bebé.

«Ojalá que las EPS sean más diligentes en casos como estos, porque hay muchos niños que mueren esperando la medicina a tiempo», escribió Luzmila Monsalve, madre de la menor fallecida.

Publicidad

La niña duró dos meses internada en el Hospital de Floridablanca y, luego, fue remitida en las últimas horas a un centro clínico en Bogotá, donde falleció.

Sobre la enfermedad, vale mencionar que se trata de una forma infantil grave de atrofia muscular espinal.

Esta se caracteriza por una debilidad muscular grave y progresiva, y por una pérdida de las neuronas motoras inferiores en la médula espinal.

La extraña enfermedad suele aparecer antes de los tres meses de edad.