Raúl Carvajal, padre de un militar que fue víctima de los “falsos positivos”, falleció este sábado a los 73 años de edad víctima de covid-19, según confirmó su abogado.

“Acaba de fallecer Don Raúl víctima del covid. Todas las batallas las dio con entereza y valentía. Perdió esta pero su recuerdo y fortaleza debe habitar en cada uno de nosotros a través de su ejemplo. Le cumpliré su promesa de hacer justicia por su hijo”, expresó el abogado de Carvajal, Miguel Ángel del Río, en Twitter.

Publicidad

Podría leer: Inicia plan masivo de vacunación para funcionarios del INPEC

Don Raúl, como se le conocía, recorrió durante más de diez años el país en su camión para exigir justicia en el caso de su hijo, el cabo primero Raúl Antonio Carvajal Londoño, que según contaba, fue asesinado en el 2006 por el propio Ejército y presentado como muerto en un combate con las FARC porque semanas antes se había negado a asesinar a dos jóvenes como parte de un “falso positivo”. 

Las víctimas de esas ejecuciones, en su mayoría jóvenes de bajos recursos, eran reclutados por soldados del Ejército bajo falsas ofertas de trabajo y ejecutados en otras regiones para presentarlos como guerrilleros abatidos y de esa forma mostrar mejores resultados a sus superiores para obtener permisos, premios y otros beneficios.

Lea más: Acusan a exfuncionaria de Colpensiones que habría modificado historias laborales para otorgar pensiones

Carvajal viajaba desde el 2008 por toda Colombia en un camión que tiene fotos y la historia de su hijo, así como acusaciones contra Uribe y Santos, a quienes achacaba la responsabilidad por la muerte del cabo del Ejército.

El hombre, que trajo los restos de su hijo hasta la Plaza de Bolívar, en el centro de Bogotá, contaba que éste fue asesinado el 8 de octubre de 2006 y que, según la versión oficial, todo ocurrió “en un combate” en el municipio de El Tarra, en la convulsa región del Catatumbo, pero según él pudo constatar, dicho enfrentamiento con la guerrilla nunca ocurrió.

Conozca también: A nueve asciende cifra de muertos por explosión de una mina en Socha, Boyacá

Según contaba, días antes del crimen había hablado por teléfono con su hijo, quien le contó que quería dejar el Ejército porque estaba preocupado ya que se había rehusado a cometer dos ejecuciones extrajudiciales, razón por la que creía que terminaron asesinándolo y torturándolo, pues su cadáver presentaba signos de maltrato.

“Él fue mandado a asesinar porque no quiso asesinar dos jóvenes en Norte de Santander para hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combate”, contaba Carvajal en un video que publicó hace ocho años en YouTube.

Podría interesarle: Levantan pico y cédula para vacunarse en Bogotá: vea todos los puntos de inmunización

Don Raúl confrontó en 2011 en la Plaza de Bolívar al expresidente Uribe y le dijo: “Ojalá le mataran a un hijo a usted para que supiera lo que duele la muerte de un hijo”.

“Si ustedes no tuvieran que ver con el asesinato de mi hijo, hubieran dejado que se investigara”, le reprochó entonces al exmandatario en referencia a este caso que no avanza en la Justicia.

Lea también América Latina puede quedar rezagada tras la pandemia, advierte la OMC

La cantante y activista Adriana Lucía recordó a Carvajal y afirmó en Twitter: “Murió esperando que alguien le dijera la verdad, esa que buscó hasta el último día de su vida. Su hijo, un militar asesinado por otros militares. Un militar que se negó a asesinar civiles y hacerlos pasar por guerrilleros”.

El pasado febrero la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), estableció que por lo menos 6.402 personas fueron asesinadas para ser presentadas como bajas en combate entre 2002 y 2008, situando la mayoría de casos durante el Gobierno de Uribe.