Fabio Vásquez fue uno de los fundadores y máximo comandante del ELN hasta mediados de la década de los setenta. Conoció a Fidel Castro y Ernesto Guevara durante su formación en Cuba.

 

Fabio Vásquez nació en Calarcá en 1940 e inició su militancia política en las juventudes del Movimiento Revolucionario Liberal, (Mrl), una disidencia del Partido Liberal encabezada por Alfonso López Michelsen. En el 62 viaja a Cuba invitado por el gobierno de Fidel Castro.

Posteriormente, conoce al Che Guevara y decide formar junto a 17 jóvenes la Brigada Pro Liberación, José Antonio Galán, que se instala en Santander, en la región de San Vicente de Chucurí. Allí inicia la que se conoce como la marcha del 4 de Julio de 1964, fecha que para muchos es la que da comienzo a la actividad guerrillera del ELN.

“Entonces se organiza y desarrolla la toma de Simacota que se desarrolla el 7 de Enero de 1965, donde se da  a conocer el Manifiesto de Simacota y genera un impacto por el surgimiento de esta nueva guerrilla que ni era liberal, ni era conservadora , ni era comunista sino que era una guerrilla nacionalista”, contó Carlos Medina Gallego, profesor de la Universidad Nacional.

En 1965 llega para unirse al ELN el cura Camilo Torres Restrepo.

Un año después, la falta de cultura política de la nueva guerrilla hace que entre 1966 y 1969 se instale un periodo de terror interno que conlleva al fusilamiento de muchos de sus militantes, entre ellos el segundo al mando, Víctor Medina Morón.

Publicidad

Tras esta primera etapa de fusilamientos llega la época del 70 y el ELN vive de fracaso en fracaso, el primero y más grande, la muerte de Manuel y Antonio Vásquez Castaño y casi un centenar de guerrilleros en la operación Anorí en 1973, allí mueren los hermanos de Fabio,  Manuel y Antonio Vázquez Castaño, lo que hace que Fabio convoque una asamblea para establecer responsabilidades y nuevamente llega una segunda ola de fusilamientos entre los Uribe, conocidos como los Bertulfos.

Después de su derrota en Anorí, Fabio regresa a La Habana en 1976, para nunca volver y es degradado del cargo de comandante.