El líder del equipo Arkéa rodaba con destino al Alto del Sote junto a su hermano Dayer, además de un carro acompañante, cuando transitaban a la altura del kilómetro 7,8 de la carretera que conecta a Tunja con el municipio de Motavita un vehículo de color plateado tratando de rebasar a los ciclistas terminó arrollando a Nairo.

El parte médico descartó que Quintana sufriera algún tipo de fractura pero el politraumatismo en la rodilla derecha lo tendrá incapacitado para entrenar hasta mínimo el 18 de julio, un día antes del vuelo que lo llevará a él y a otros 175 deportistas rumbo a España para seguir con su preparación de cara al Tour de Francia.

El dueño del vehículo que embistió a Quintana intentó huir pero fue neutralizado por el auto acompañante de Nairo, para después ser puesto a disposición de la Policía.

Por el momento el calendario de carreras previsto para Quintana que arranca el 7 de agosto con el Tour de l’Ain se mantiene en firme.

Partos durante la pandemia

Los sistemas hospitalarios han tomado todas las medidas necesarias para la seguridad de los pacientes, muchas instituciones están cancelando cirugías selectivas para abrir espacio para pacientes de COVID-19 pero el parto y una posible cesárea no son electivos.

Por ahora no hay ninguna prueba de que la enfermedad se transmita al feto, en varios países se han hecho pequeños estudios con mujeres embarazadas que estaban infectadas y sus bebés dieron negativo.

Los expertos advierten que la atención en un parto no ha cambiado de manera abrupta por lo que sigue siendo recomendable asistir a la clínica y no programar partos domiciliarios.

Para atender a una mujer en estado de gestación es importante recurrir a los especialistas y evitar soluciones caseras.

VEA MÁS INFORMACIÓN EN EL VIDEO