Una narco ambulancia fue detenida en vías de Santander, esta no llevaba ningún paciente, sino un cargamento de sustancias alucinógenas.

Más de 2600 dosis de marihuana y cocaína, eran transportados en esta ambulancia, que iba de regreso al municipio de Sabana de Torres, después de dejar un supuesto paciente en una clínica de la ciudad.

“El operativo se desarrolló a la altura del peaje ubicado en el municipio de Lebrija, en este punto fue abordado el vehículo el cual llevaba un bulto dentro de los elementos médicos. Llevaba 10 panelas de marihuana prensada, más de cien gramos de cocaína y dinero en efectivo”, explicó el coronel Javier Antonio Castro Ortega, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Lea también: 1.400 personas han recibido exámenes de la seroprevalencia en comunas de Cali

Las autoridades se mostraron preocupadas por lo sucedido, ya que este automóvil es de propiedad de la Alcaldía de Sabana de Torres.

“Rechazo desde todo punto de vista, este acto tan bochornoso en que se vio inmersa la institución ya que las ambulancias están para prestar un servicio humanitario hacia toda la comunidad de Sabana de Torres y no para prestar este tipo de servicios».

Publicidad

Al momento de la inmovilización del vehículo, dentro de este no se encontraba ningún paciente, solo el conductor, la enfermera y su hijo.

El conductor se encuentra con detención intramural y la enfermera casa por cárcel, mientras se investiga su responsabilidad en el hecho.