Miguel Ángel Melchor Mejía Múnera, alias ‘El Mellizo’, reconocido narcotraficante, extraditado a los Estados Unidos en 2009, fue excluido de la JEP.

El narcotraficante había buscado someterse bajo la Jurisdicción Especial para la Paz; sin embargo, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas excluyó a Mejía argumentando que las conductas como narcotraficante se delegaban a la justicia penal ordinaria. 

Le puede interesar: Colombia junto a países de la ONU, firman carta de condena al régimen de Daniel Ortega

“No ostenta la calidad de tercero para que (la JEP) asuma competencia respecto de las innumerables conductas cometidas como narcotraficante y que se le endilgan en la justicia penal ordinaria”, afirmó el ente.

Igualmente, agregó la Sala que el narcotraficante pretendía aportar información sobre los roles asumidos en su trascender como delincuente, sin embargo, no lo hizo manteniendo una “conducta contumaz frente a lo ordenado por la magistratura”.

En contra suya se siguen más de 70 investigaciones y procesos penales ante la justicia penal ordinaria que estarían relacionados con la comisión de delitos de desaparición forzada, desplazamiento forzado, reclutamiento ilícito, homicidios, secuestro simple y extorsivo y concierto para delinquir, entre otras graves conductas.

Le recomendamos leer: Amenazan a abogado que busca acercamiento entre grupos delincuenciales y Gobierno nacional

Según la JEP, Mejía pagó a las Autodefensas Unidas de Colombia para adquirir como ‘franquicia’ el ‘Bloque Vencedores de Arauca’, buscando así evitar la extradición a Estados Unidos.

Finalmente, el hombre logró beneficiarse de la Ley 975 de 2005 ante Justicia y Paz, por ser supuesto comandante paramilitar de dicho bloque.

Sin embargo, “la situación que fue esclarecida en su momento por el Tribunal Superior de Bogotá de dicha jurisdicción y confirmada por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, al establecer tal situación y excluirlo de la jurisdicción transicional”, concluyó la JEP.

Encontrándose aún privado de la libertad en Estados Unidos, a donde finalmente fue extraditado en 2009, intentó someter su situación jurídica ante la JEP.