Fuentes de la Fiscalía le confirmaron a NotiCentro 1 CM& que varios narcotraficantes se estarían negando a practicar la prueba de COVID-19, para frenar sus procesos de extradición.

Diversas solicitudes de Estados Unidos están en riesgo, dado que los detenidos se niegan a tomarse la prueba de COVID-19, lo cual es uno de los requisitos para que salgan del país.

Ante la denuncia, la Fiscalía confirmó que hay múltiples casos de extraditables que estarían empleando esta estrategia.

 

Le puede interesar: “Un porro por una vacuna”: marihuana gratis para los neoyorquinos vacunados

 

“Son personas que cuentan con resolución ejecutiva del presidente para ser entregados en extradición (…) y aún no han sido puestos a disposición por la Fiscalía al no tener una prueba COVID-19”, contestó la Fiscalía.

Pero la estrategia va más allá de frenar su proceso de extradición, dado que algunos radicaron recursos legales para quedar en libertad, bajo el argumento que se venció el plazo para que se haga efectiva la extradición.

No obstante, los jueces han negado todos estos recursos. 

Vea también: Biden se comprometió a impulsar reformas sobre las prácticas policiales en EE. UU.

 

“Procedieron a practicar prueba COVID-19 al accionante para ponerlo a disposición del país requirente, pero él se negó, lo cual atrasa el proceso”, indica un fallo del Tribunal de Bogotá, que negó un recurso de habeas corpus (libertad inmediata).

El Ministerio de Justicia también está en alerta por esta situación.