El signo del narcotráfico sigue tocando a altas figuras del Estado colombiano, hoy por la publicación de La Nueva Prensa de este medio digital, Colombia se enteró de que en 1997 un hermano de la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, estuvo preso en Estados Unidos por narcotráfico por heroína.

Bernardo Ramírez Blanco fue detenido en julio de 1997, la heroína que recibía iba desde Aruba hasta Miami, contrató a dos personas, Alejandra Osorio Vargas y Miguel José Aguilera. Agentes de la DEA los persiguieron, ellos confesaron, y el hermano de la vicepresidenta fue apresado.

La noticia también fue que Marta Lucía Ramírez con Álvaro Rincón (su esposo), pagó una fianza de 150 mil dólares hace 23 años para sacar a su hermano menor de la cárcel.