El departamento de Nariño enfrenta una crisis humanitaria, ya que en lo corrido del 2021 se suman más de 12 mil desplazados, mientras en el año anterior se registraron un total de 10 mil, uno de los sectores más afectados es el municipio de Roberto Payán.

“Nariño está en el visor de los Derechos Humanos o de las afectaciones a los Derechos Humanos, especialmente por los efectos que han tenido los combates y los enfrentamientos por disputa de territorio, esto ha generado desplazamientos masivos, el año pasado fueron más de 10 mil personas desplazadas en 32 eventos masivos de desplazamiento, en esta oportunidad en 11 eventos ya pasamos las 12 mil personas desplazadas, más de dos mil niños han sido desplazados, solamente hablando del municipio de Roberto Payán”, aseguró el subsecretario de Derechos Humanos de la Gobernación de Nariño, Amílcar Pantoja.

 

Le puede interesar: Duque propone al Congreso debatir una ley antivandalismo y antidisturbios

En reiteradas ocasiones la Gobernación de Nariño ha solicitado la presencia del alto comisionado para la Paz, para buscar alternativas a esta crisis humanitaria, que prácticamente deja desplazados cada 8 días y que suma entre mayo y junio un total de 2414 familias.

“Ya esto desborda todas las magnitudes de capacidad de atención para el mismo departamento, hacemos un llamado para tener presencia del alto comisionado para la Paz, también tener presencia de instancias nacionales, y ya nos han confirmado que va a estar la subdirectora de Prevención Nacional, estaremos pues en el territorio ya haciendo este acompañamiento, pero lo que estamos haciendo es que atendemos el desplazamiento, pero no estamos generando condiciones, queremos condiciones de paz, ocupación real del Estado”, afirmó Pantoja.

Además del desplazamiento continuo de la comunidad, se reciben denuncias sobre la ubicación de explosivos que impiden el regreso de la población civil hasta sus hogares.